LA LAPIDA FUNERARIA DE LUCIUS CORNELIUS

Por J. Angel Munera Martínez. Mayo de 1998.

 

            Aprovechando la celebración de las I Jornadas de Historia de Lezuza, el pasado 14 y 15 de marzo, se ha desempolvado  -con la colaboración inestimable de nuestro Cura-Párroco D. Juan José Gómez- una lápida funeraria romana que estaba guardada desde 1989 en la Casa Parroquial. Ahora, podemos verla y disfrutarla los amantes de la Historia y de la Epigrafía  en la capilla del baptisterio de la iglesia parroquial.

            El calco de la inscripción y su transcripción -según el Profesor Juan Manuel Abascal Palazón (1)- es del tenor siguiente:

 

L(ucius)  CORNELIUS   C(ai)   F(ilius)   SER(gia tribu)

H(ic)   S(itus)   E(st)

VARISIDIA   F(ilia)   MAXUM(a  rap)

TA   CRUDELIBUS   FA(tis)

CORNELIA   MATER    SE (viva  fecit)

VOS  VENIO

 

            Según el Profesor Abascal, la inscripción es muy sencilla y lacónica en su contenido. Un hombre (Lucius Cornelius) y una mujer (Varisidia Máxima), quizá un matrimonio de la tribu Sergia, tribu ligada a colonias próximas a Libisosa como Cástulo (Linares) o Salaria (Ubeda), yacen bajo una lápida (Hic situs est) colocada por la madre del varón (Cornelia Mater). Pocos años después muere ésta y se aprovecha la tumba para enterrarla, añadiendo en la lápida la sencilla frase "vos venio", una expresión latina poco frecuente que encubre una forma de entender la muerte como la "reunión" del difunto con aquellos que le precedieron en el viaje hacia el mundo inferior en el que reposan los muertos.

            La lápida, según el tipo de letra y los rasgos internos corresponde fecharla en los primeros momentos del siglo I d. C. (2)

            Esta lápida apareció en el año 1989 durante la realización de unas obras en la Casa de la Tercia, en la propiedad de Enrique Martínez Paños. Todos los indicios hacían suponer que éste era el lugar primitivo de la lápida, y por tanto podía coincidir con la localización de alguna de las necrópolis de la colonia de Libisosa. (El Profesor Abascal así lo cree).

            Años después de la publicación de un ensayo sobre esta inscripción por parte del Profesor Abascal (año 1990), llega a mi poder una carta -facilitada por Rubí Sanz Gamo (3)-, fechada el 27 de mayo de 1874, de un lezuceño, Don Braulio Gómez (4) , en la que se dirige a un historiador chinchillano diciéndole entre otras cosas  lo siguiente:

"... en el año pasado de 1873, sacando un suelo de una finca en la ribera de esta villa, propio del médico-cirujano Don Ramón Andújar, entre los muchos escombros que sacaron se encontraron unas piedras labradas con las inscripciones siguientes:

Lápida mayor con su inscripción:

L. CORNELIVS  C.F. S. E.

H. S. E.

VARISIDIA C.F. MAXVM

TA  CRVDELIBVS  F  A

CORNELIA  MATER  SE

VOS  VENIO

La otra lápida sólo tenía:

H.S.E.

Q. FOTI  FIVS. OF. IFLAI

TO  HIC  SITVS  EST  FECIT

PATER  QVO III  DEBVI "

 

            La primera lápida a la que hace mención Braulio Gómez coincide con la que tenemos actualmente en la capilla del Bautismo, por  tanto su origen primitivo no era la Casa de la Tercia, sino una huerta al lado de la calzada romana propiedad del médico-cirujano Ramón Andújar, y que fue trasladada desde allí a la Casa de la Tercia tras su hallazgo (5). Comprobado este extremo, esto nos conduce sin lugar a dudas, a tener localizada una de las necrópolis de la colonia libisosana.

            Sobre la segunda lápida a la que se refiere Braulio Gómez en su carta, poco sabemos de ella. La piedra fue llevada al Museo de Murcia para su estudio, lugar donde se encuentra actualmente. Su datación corresponde con el siglo I d.C. y su transcripción es como sigue (6):

Q(uintus)   FOTIDIUS   Q(uinti)

F(ilius)  (I)    PLA (+) TO

HIC   SITUS   EST

FECIT   PATER   QUOT

FIL(io)   DEBUIT

 

 

 

 

(1).- El Profesor Juan Manuel Abascal Palazón es Doctor en Historia Antigua por la Universidad Complutense  y Profesor de Historia Antigua en la Universidad de Alicante.

(2).- El profesor Abascal la fecha en el siglo I d.C. El Profesor José d´Encarnacao de la Universidad de Coimbra (Portugal), por el tipo de incisión, sugiere el siglo I. a.C.

(3).- Rubí Sanz Gamo es Directora del Museo Provincial de Albacete.

(4).- Braulio Gómez, natural de Lezuza, escribe una carta en 1874 a un historiador de Chinchilla, D. Pedro Cebrián. En las Actas Municipales de 1842 aparece un Braulio Gómez como Segundo Alcalde de Lezuza. Posiblemente sea la misma persona.

(5).- La familia Andújar a finales del siglo XIX emparenta con la familia Fernández, propietarios de la Casa de la Tercia, casa que fue comprada en el año 1855 por ésta última familia al Arzobispado de Toledo por 6.666 reales.

(6).- Rubí Sanz Gamo y Abascal Palazón.

 

Nota posterior:  (Marzo 2010). La lápida funeraria de “Lucius Cornelius” a la que hace referencia este artículo, actualmente está expuesta en el ayuntamiento desde mayo de 1999.